Snack de plátano macho al horno con guacamole

Hoy vamos a preparar un aperitivo rico, sano y muy nutritivo. Os sorprenderá el sabor de este snack de plátano macho al horno con guacamole.

Tomar un snack sano no tiene porqué ser aburrido o insípido, este aperitivo es sabroso y además ayuda a vuestra microbiota.

El plátano es fuente de almidón resistente que se convierte en butirato y esté último es un nutriente esencial para el equilibrio de nuestra microbiota intestinal.

En cuanto al guacamole y su ingrediente principal, el aguacate, existen multitud de beneficios para incluirlo en vuestra alimentación.

Al margen de las calorías que contiene, es muy nutritivo y saciante. Si basas tu alimentación en comida en vez de en productos, le darás a tu organismo lo que realmente necesita.

Y además para incluir el aguacate en vuestra alimentación, disponéis de varias recetas en el blog con esta fruta, aquí tenéis unas cuantas.

Podéis sustituir el plátano macho por rodajas finas de boniato, remolacha, zanahoria o patata y hornearlas del mismo modo.

Utilizad las especias de vuestro gusto. Yo se las añado nada más salir del horno, lo rocío con AOVE en spray, sal, ajo en polvo, pimienta, curry y pimentón picante.

Parte de las propiedades de las especias desaparecen con las altas temperaturas, así que os recomiendo añadirlas al final del cocinado.

Estos chips de kale también están espectaculares, quedan crujientes y sabrosos.

Y en cuanto a salsas o acompañamientos, estos también son muy recomendables:

Pero vamos ya con este snack de plátano macho al horno con guacamole.

Para poder ver esta receta,
puedes iniciar sesión o suscribirte por 15€ al año

El plátano macho verde, contiene tanto fibra soluble, como insoluble. En el caso de la fibra soluble, encontramos almidón resistente tipo 2. Una vez cocinado la mayor parte del almidón se vuelve digerible al gelatinizarse.

Si se conserva en frigorífico, el almidón se vuelve almidón resistente tipo 3, sustrato energético para la microbiota, tal y como ocurre con la patata, las legumbres o el arroz cocido y enfriado.

Os agradezco que compartáis 🙂

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta