Kombucha casera

¿Te apetece preparar una deliciosa kombucha casera? Con jengibre, limón, frutos del bosque, el ingrediente principal es té ecológico y azúcar.

La kombucha es una bebida fermentada a base de té que ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus numerosos beneficios. Originaria de China, esta bebida milenaria se elabora mediante la fermentación de té endulzado y una colonia simbiótica de bacterias y levaduras, conocida como SCOBY (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast).

Propiedades y beneficios de la kombucha casera


Probióticos Naturales: La kombucha es rica en probióticos, microorganismos que contribuyen a mantener el equilibrio de la salud. Estos probióticos pueden mejorar la digestión y ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, entre otras muchas cosas.

Detoxificación: La kombucha contiene ácidos orgánicos, como el ácido glucurónico, que ayudan a destoxificar el hígado eliminando toxinas del organismo (Estudio) (Estudio)

Antioxidantes: Al estar elaborada a base de té (preferiblemente ecológico), la kombucha es una fuente de antioxidantes que combaten el estrés oxidativo y el envejecimiento prematuro.

Energía: Durante la fermentación, la kombucha produce pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B y hierro, que pueden aumentar los niveles de energía y mejorar el rendimiento físico.

Beneficios digestivos: Los ácidos y enzimas producidos durante la fermentación pueden ayudan a optimizar la digestión y a aliviar el estreñimiento y la aclorhidria o hipoclorhidria, determinante en las gastritis. (Estudio)

Equilibrio de las hoemonas; Los ácidos acético, glucurónico y glucónico ayudan a equilibran hormonas como el estrógeno y la progesterona, además de mejorar o regular la resistencia a la insulina (Estudio) (Estudio) y el riesgo cardiovascular (Estudio), reduciendo de ese modo la inflamación de bajo grado. (Estudio)

¿Pero la kombucha tiene azúcar?

El azúcar es un ingrediente esencial en la elaboración de kombucha, ya que sirve como alimento para las bacterias y levaduras del SCOBY. Durante el proceso de fermentación, el azúcar se metaboliza y se convierte en ácidos láctico, acético, glucurónico y glucónico, gases y otros compuestos. A medida que avanza la fermentación, la cantidad de azúcar disminuye significativamente, pero no desaparece por completo. El contenido final de azúcar dependerá de la duración de la fermentación; una fermentación más prolongada resultará en una bebida menos dulce y más ácida.

¿Cómo consigo el fermento SCOBY?

Comprar online: Existen muchas tiendas online que venden SCOBYs con instrucciones detalladas para comenzar tu fermentación. Asegúrate de comprar de una fuente confiable y revisa las opiniones de otros compradores. (Descuento Naturitas; JuliaVelasco)

Tiendas de productos naturales: Algunas tiendas de alimentos naturales y orgánicos venden kits para hacer kombucha que incluyen un SCOBY.

Grupos y comunidades de Kombucha: Únete a grupos locales o en línea dedicados a la kombucha. Los aficionados a menudo tienen SCOBYs adicionales que están dispuestos a regalar o intercambiar.

Hacer tu Propio SCOBY: Puedes crear tu propio SCOBY utilizando kombucha comercial sin pasteurizar. Aquí tienes cómo hacerlo:

Compra una botella de kombucha sin pasteurizar.
Vierte la kombucha en un frasco de vidrio limpio.
Cubre el frasco con un paño y un elástico.
Deja el frasco en un lugar cálido y oscuro durante 1-4 semanas hasta que se forme un SCOBY en la superficie.

A mi me la regaló Marta, mi terapéuta Ayurveda, también te la puedo regalar, si vives cerca…

Para poder ver esta receta,
puedes iniciar sesión o suscribirte por 15€ al año

Consideraciones importantes


Aunque la kombucha casera tiene muchos beneficios, no es recomendable para todos. Se debe tener precaución en ciertos grupos de personas:

Niños: La kombucha contiene trazas de alcohol debido al proceso de fermentación, además de teína que pueden no ser adecuados para los niños.

Embarazadas: Debido al contenido de alcohol y teína, y al potencial de contener bacterias que podrían no ser seguras para el feto o el bebé, se aconseja que las mujeres embarazadas y lactantes eviten el consumo de kombucha.

La kombucha es una bebida deliciosa y saludable que puedes disfrutar a diario. Al prepararla en casa, tienes el control total sobre los ingredientes y el proceso de fermentación, asegurándote de obtener una bebida de calidad.

¡Espero que te guste!